Cambiarán medición de antenas celulares


Antenas Celulares

A nivel mundial existe entre la gente un mito arraigado sobre el supuesto impacto de las radiaciones que emiten las antenas celulares en la salud de las personas. Constantemente grupos civiles se oponen, mediante acciones populares, a la instalación de infraestructura celular, aduciendo, además, depreciación de sus predios, entre otros.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud, OMS, entidad que prepara para este año un gran informe al respecto, ha sido clara al afirmar que dichas radiaciones, en niveles de potencia específicos, no generan un impacto comprobado en el bienestar de los humanos.

Es por esto que el Gobierno, en un afán por mantener la tranquilidad entre la gente de que cuenta con una infraestructura móvil monitoreada, que está muy por debajo de las radiaciones mínimas permitidas, pero que necesita a la vez alentar la instalación de equipos de red que beneficien a la población en materia de cubrimiento y calidad de servicios móviles, presentó un proyecto de resolución que cambiará la forma como se mide el impacto de las antenas celulares en la salud, al tiempo que habilita la implementación de equipos especiales, tipo micro y pico celdas, para optimizar las redes móviles. (Lea aquí: Alcaldías deberán revisar trabas a la instalación de antenas)

Como ejemplo de ello, la Agencia Nacional del Espectro, ANE, presenta el caso de Tokio, la ciudad más conectada del mundo, con un poco más de 13 millones de habitantes en su área metropolitana y más 93 mil antenas instalas en sus 2.187 metros cuadrados. En Bogotá, según reporte del MinTIC hay un déficit de 7.500 antenas para poder ofrecer una mejor cobertura y calidad.

Impacto en la salud

Desde 1996 la OMS lleva investigando la injerencia de las radiaciones electromagnéticas de equipos tecnológicos (como celulares y antenas) en la salud humana. Se han analizado más de 25.000 artículos especializados con un resultado: no hay evidencia científica de relación entre estas radiaciones y tipos de cáncer (cerebral y pulmonar) o afecciones directamente imputables a esto.

De hecho, estudios distintos han recalcado que existen otro tipo de elementos en casa, como hornos microondas o secadores de pelo, que sí emiten campos electromagnéticos nocivos para la salud. Sin embargo, es normal que la gente tenga temor y dudas sobre la infraestructura móvil.

“En el territorio nacional hemos realizado más de 27 millones de mediciones (de la potencia de los campos electromagnéticos que emiten las antenas) y los resultados están muy por debajo del nivel (permitido por la OMS). Lo importante no es qué tan alejados están (los ciudadanos) de una antena, sino los niveles de potencia que tenga”, aclaró Martha Suárez, directora de la ANE.

Por ello la entidad presentó para discusión dicho proyecto de resolución (que puede consultar acá: bit.ly/1XHkk52) que propone medir el impacto de las antenas por su potencia y no por su cercanía. De hecho, afirma la entidad con base en estudios técnicos, entre más antenas emisoras y receptoras se tenga en una zona, más baja es su potencia. Al contrario, al existir pocas torres, además ubicadas lejos de los centros urbanos, dichas radiobases y los celulares mismos, requieren de una mayor potencia para conectarse, es decir, emiten un mayor nivel de radiación no ionizante. En este enlace podrá descargar una cartilla explicativa: bit.ly/1ZkgQqG.

“Contamos con 70 sondas de medición en el país. Cada una debe contar con una calibración periódica y hace mediciones todo el tiempo y están ubicados en hogares geriátricos y escuelas, con el respectivo permiso. Las mediciones nunca han superado el límite”, recalcó la directora de la ANE.

En el borrador de regulación también se contempla la instalación de pequeñas antenas (micro y pico celdas) que no requieren licencia de autorización de uso del suelo y que pueden ser ubicadas en techos, postes y fachadas rápidamente.

“Estas pequeñas antenas tienen muy baja potencia, y contribuyen a mejorar la calidad de la señal de telefonía. Ya se usan en aeropuertos en Colombia”, puntualizó la funcionaria. Los interesados pueden enviar sus comentarios de este proyecto al correo resolucionantenas@ane.gov.co.

‘Lucha’ nacional contra los POT

Una de las ‘peleas’ que está dando el Ministerio de las TIC, con apoyo de la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC, es contra los Planes de Ordenamiento Territorial –POT– que impiden la instalación de la infraestructura de comunicaciones móviles con trabas y exigencias locales.

El artículo 193 del Plan Nacional de Desarrollo permite a ambas entidades exigir a autoridades regionales desmontar las complejidades que imponen a operadores para el despliegue de antenas.

El ministro TIC David Luna reveló que se han enviado 33 solicitudes de este tipo a igual número de municipios y se han emitido 15 conceptos a aquellas alcaldías y gobernaciones que los han solicitado respecto de los permisos de instalación de antenas en sus territorios.

“Estamos encaminados en la gran revolución digital, pero necesitamos superar barreras y abrir nuevas posibilidades para mejorar la calidad de vida, y eso se logra con mejor y mayor infraestructura”, dijo al respecto el ministro Luna ante gobernantes locales reunidos en el pasado Congreso Nacional de Municipios, celebrado en Cartagena.

Tomado del Periodico El Tiempo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *